jueves, 31 de enero de 2008

Copiar o compartir


Las relaciones entre los medios y los blogs son malas, bastante malas, para qué negarlo. Son continuas las disputas por el tratamiento de las noticias vinculadas a internet y la utilización de las fuentes. Por una parte el continuo bombardeo de acusaciones de piratería a los usuarios y el insistente, hasta el vómito, emparejamiento de la red con el infierno de Dante. Por otra los litigios por la autoría de las noticias y el reconocimiento de los derechos de autor. Mientras que los medios hacen bandera de ello y mandan a sus abogados cuando alguien reproduce sus contenidos, cada día son más los casos en el sentido contrario, contenidos de blogs con los que no se gana dinero son pirateados al amanecer sin ni siquiera una modesta mención al autor, para qué, son sólo piratas, quien roba a un ladrón...

No se puede acusar a la blogosfera de desinterés por los derechos de autor. Las licencias Creative Commons son un empeño exitoso de compartir información con unas mínimas obligaciones contractuales. No se puede decir lo mismo de los medios, sobre todo en la Tv, donde nadie está libre de apropiación, lo que demuestra que las leyes de propiedad intelectual sufren de una mala puesta al día con las nuevas tecnologías, menos que la revisión sobre su independencia y objetividad.

Mientras que todavía se mantiene en los blogs una horizontalidad en la transmisión de comunicación, con unos pocos picos empresariales, la organización piramidal de los medios choca frontalmente. Los periódicos digitales y sus trabajadores siguen siendo vistos y tratados por los colegas como "los otros", lo que unido a unas condiciones salariales cada vez más paupérrimas y caníbales (de las que no se libra ninguna otra plataforma), junto al huracán de la actualidad y su imposible reflexión, desembocan en un dictado del amo que todavía apenas entiende la red. Y con ello los errores más o menos interesados y el plagio, del que ninguno de los dos lados se salva.

La discusión sobre la propiedad intelectual y su definición justa y clara, sobre la circulación de información y conocimiento y si tiene dueño, copiar o compartir, dar gratis y coger gratis, muchas cuestiones enfrentadas que se están dirimiendo ante nuestros ojos y que forman parte de la imperiosa necesidad de otro modelo económico donde, por mucho que se insista en lo contrario, serían el autor y el usuario los más beneficiados.

3 comentarios:

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

magnífico enfoque de una polémica que se debe más a los miedos que a las realidades

MacGregor dijo...

saludos pedro, me alegra que coincidamos.

blogochentaburgos dijo...

Muy ilustrativo e interesante Mac Gregor...como siempre ¡clarooo!